Noticias

Mala Rodríguez llega al Teatro Broadway: “Quiero vibrar con la gente”

La Mala Rodríguez es una de las artistas más respetadas en el mundo del hip-hop. Su estilo, intensidad escénica y letras contundentes confirman su rol como referente en el género no sólo en España, sino también en Estados Unidos y Latinoamérica.

Luego de dos años de impasse en los escenarios del mundo, la artista regresa a la Argentina como parte de una gira que la llevará por toda la región. En el show, interpretará canciones de todos sus trabajos, además de su más reciente sencillo, “Tengo cosas que contarte”, junto a José Mercé y Tomatito. Los tickets para el Teatro Broadway el 29 de marzo están disponiblesacá.

¡En poquitos días volvés a los escenarios de Argentina! ¿Qué se siente?

Estoy súper emocionada, tengo muchísimas ganas de reencontrarme con el público argentino. Tengo ganas de terminar bien sudada, me imagino cantando todas las canciones y acabando por los suelos.

¿Hace cuánto no venís a Argentina?

Desde el 2020 ya no cuento. Simplemente vivo cada día y ya.

¿Qué es lo que más te emociona de venir?

Conozco muchísimos artistas allí y ya me están preguntando qué día llego. Sobre todo, trataré de comer una torta de chocolate muy rica que hacen. Eso es súper importante. Me encantaría darme un paseito por Palermo, tomar algo de helado, disfrutar un cachitito de Buenos Aires, que me encanta.

Y del show, ¿qué podés contar?

Vamos a cantar canciones de los primeros álbumes hasta los últimos. Vamos a jugar, quiero que sea algo divertido. Quiero vibrar con la gente, quiero dejarme llevar.

¿De dónde sale tu último sencillo, “Tengo cosas que contarte”?

Esta canción es un absoluto regalo. Es un honor muy grande estar con José Mercé y Tomatito, imagínate. Soy de Jerez y ellos son dos columnas del flamenco puro. Es una locura y algo muy grande. Quería decir algo importante, hablar de la lucha, de cómo te levantas e intentas ser lo mejor de ti. Para mí, la canción imprime todo eso. El 2021 ha sido una locura absoluta y eso se plasma ahí. Ahora estoy haciendo un álbum nuevo con gente, viéndonos cara a cara, disfrutando la espontaneidad. Después de la pandemia, valoro más los abrazos, compartir, mirar a los ojos. Es súper valioso y creo que me está dando mucho, porque este trabajo es algo muy de las tripas, muy pasional.

¿Rescatás algo positivo del aislamiento?

Sí, claro. Poder estar con mi familia. Los días pasan y alguien como yo, que viaja tanto de aquí pa allá… no te das cuenta que estás perdiéndote cosas increíbles al no estar con los tuyos. Así que valoro lo que tengo, los abrazos, los besitos, el calor de la familia.

Volver al escenario es algo más especial…

Sí, ¡total! El hecho de presentarte ante el público ya es algo bonito. He ido a ver otros artistas y sentí cuánto me hacía falta. Disfrutar la magia de escuchar una canción en vivo. Parezco una loca, pero valoro tanto todo lo que pasa a diario. Siento que cada día debe valer la pena y estoy en ese modo. Estoy en un mood de fanática de la vida y del amor.

Hay un revuelo de mujeres impresionante, ¿sentís que estamos viendo la cosecha de algo que sembraste?

¡Claro que sí! Así ha sido siempre. Creo que más que con personajes como yo, tiene que ver con las niñas y mamás que han procurado que escuchen a otras artistas como nosotras. Hasta he sentido cómo mi público ha crecido. Cómo me escuchaban de niñas pequeñas. Hoy me dicen que de chicas no las dejaban venir a los conciertos, pero me escuchaban. ¡Y es verdad! A mis conciertos venían puros machos y yo decía “¿A quién le canto?, ¿a quién le importa lo que digo si son cosas de mujer? A estos tíos no le puede interesar mucho”. Pero ahí estaban, y lo más grande estaba por llegar. Y es ahora. Todas esas niñas que no podían venir a los shows estaban escuchando y hoy son una barbaridad de mujeres apoyando. Apoyando el feminismo, la cultura, que una mujer es capaz de hacerlo todo, que no hay un imposible para ella. Eso es todo para mí.

¿Qué te falta hacer?

Por favor, ¡no digas eso! Yo acabo de empezar. Recién he terminado de escribir un libro y al final he pensado en cómo nunca he parado a pensar las cosas que hecho. No nos damos cuenta, cada día tiene 24 horas y tenemos que sacarle el jugo a cada minuto. Podemos hacer todo lo que queramos si tenemos la motivación adecuada. Porque lo divertido es el durante, no es el fin, el resultado. Quiero hacer todos los días un poquito de lo que amo. Esa es la vida que quiero contagiar. No es qué me queda por hacer, yo quiero vivir. Hacer lo que me hace feliz y compartir la onda.

.fb_iframe_widget_fluid_desktop iframe { width: 100% !important; }

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.